Mi vecino Totoro

Desde que descubrí la película “Mi vecino Totoro” la he visto ya muchas veces y muchísimas más las que la han visto mis hijas, que han llenado la casa de dibujos que retratan a ese mágico habitante del bosque.

Es una preciosa película japonesa, pausada, con mucho gusto por los detalles, lejos de las nuevas películas de animación llenas de efectos especiales. En ese sentido, es una película que respira paz, acorde con el cerebro de un niño que necesita su tiempo para asimilar los cambios, las sorpresas, la vida.

La historia es muy sencilla y humana. Narra cómo se adaptan dos hermanas a su nueva casa en el campo junto a su padre, mientras su madre se recupera en el hospital. Hay pocos personajes, lo que ayuda a los niños a seguirla bien: las dos hermanas y sus padres, la sabia y anciana vecina, su nieto y por supuesto Totoro, un habitante del bosque muy especial.

La película refleja la ternura, curiosidad e inocencia de los niños, capaces de descubrir lo que los adultos somos incapaces de percibir por nuestra complicada manera de ver las cosas; todo eso que perdemos de vista con demasiada frecuencia: la esencia de la vida, la naturaleza, la imaginación.

La película está llena de sensibilidad y de imágenes maravillosas. Si tienes algún niño cerca hazle el regalo de ver juntos esta película y cuando acabe pregúntale …

- ¿Tú crees que Totoro existe?

- Shhh….. no se lo cuentes a nadie pero creo que sí que existe y que vive muy cerca de aquí

Raquel / Madrid

Mi vecino Totoro” es una película del director japonés Hayao Miyazaki del año 1988. Llegó a España con dos décadas de retraso, estrenándose por primera vez en los cines en el año 2009.