Buscar la simplicidad en nuestra tarea como padres

Queremos compartir con vosotros este video de Kim John Payne, autor del libro “Simplicity parenting“, en el que da unas pinceladas sobre cómo hoy día estamos sobrecargando a nuestros hijos y de cómo utilizar el extraordinario poder de hacer y ofrecer menos para que nuestros hijos crezcan más tranquilos, felices y seguros.

El vídeo está en inglés. Hemos hecho un resumen en español que adjuntamos.

Simplicity Parenting from Kim Payne on Vimeo.

Cuando un niño nace todas nuestras esperanzas para el futuro se reavivan. En sus primeros días de vida tras el nacimiento, cuando lo tenemos en nuestros brazos, le miramos y vemos ese extraordinario potencial que supone un bebé.

Los buenos padres quieren lo mejor para sus hijos, que tengan éxito, pero la manera de conseguirlo es darles espacio para poder equilibrar lo interior y lo exterior.

¿Por qué desde la cuna empezamos a inundarles de cosas? Rellenamos por completo su horario, les exigimos mucho. Tienen demasiados juguetes, demasiados libros, demasiada tele. Ballet el lunes, fútbol el martes, clases el jueves, la cita del viernes, etc., etc. Es como si ser padres se convirtiera en un deporte de competición.

En la sociedad se ve como algo normal pero algo en nuestro interior nos dice que no está bien.

He llegado a pensar que se trata de una guerra no declarada contra la niñez.

Hay tal cantidad de cosas ahí afuera, tantas distracciones, que queda muy poco tiempo para pasarlo tranquilamente a solas, sin hacer nada. La capacidad para sentarse tranquilamente, enfrentarse a tus propias luchas, buscar tus propias respuestas. Simplemente sentarse y esforzarse con los deberes en vez de ir corriendo a google a buscar la respuesta.

¿Por qué les damos tantas opciones? Solo conseguimos que nuestros hijos se sientan inseguros porque no saben quién está al mando.

¿Por qué no buscamos la forma de controlar esta desmesura? Hoy día nos olvidamos del gran valor del aburrimiento. Dejad a vuestros hijos que se aburran porque a los veinte minutos, después de haberse aburrido lo suficiente, surge el juego creativo.

Aplicar la simplicidad a nuestra tarea como padres es limpiar todo ese barullo de cosas y así, de alguna manera, les damos a los niños herramientas para no caer en la adicción.

Además, lo maravilloso de simplificar y encontrar un equilibrio en la vida familiar, es que redescubrimos la familia, redescubrimos un poco más a nuestros hijos, ellos nos descubren a nosotros. Nos unimos más.

Lo que propongo es ofrecer a nuestros hijos un buen comienzo, dándoles menos para que así puedan ser creativos, sepan adaptarse, sean innovadores,… Con esto no pretendemos que estos niños tengan mejores resultados académicos, sino que algún día sean buenos padres y madres.

Muchos padres después de unas semanas se emocionan diciendo “¿Sabes? ¡Siento como que he recuperado a mi hijo!”, “¡siento que he recuperado a mi hija!”.

Tenemos que hacer que nuestros hijos partan del hecho de que este mundo es hermoso. Con este tipo de semilla es con la que la simplicidad en la crianza de nuestros hijos espera construir el camino al que regresar.

Si empezamos a trabajar con una única cosa, algo asumible y factible, y a partir de ahí realizamos una acción de equilibrio y simplicidad, entonces comenzaremos a construir la paz en nuestros hogares.

Kim John Payne

www.simplicityparenting.com

Chiquitectos, talleres de arquitectura para niños

Desde que comenzamos nuestra andadura en Creciclando oímos hablar de esta iniciativa tan interesante y hoy queremos compartirla con vosotros.

Chiquitectos es un proyecto lúdico y educativo para despertar en los niños el interés por la arquitectura, el entorno, la ciudad y el desarrollo sostenible. A través de estos talleres los niños aprenden que hacer arquitectura no es sólo construir edificios, es soñar, explorar, pensar, imaginar, investigar, dibujar…pero también es calcular, medir, resolver, representar y construir.

El alma de Chiquitectos es Almudena de Benito, una joven arquitecta madrileña que decidió materializar esta idea reuniendo así su interés por la arquitectura y por la educación infantil. El proyecto nació debido a la necesidad existente de educar a los más pequeños en un área de gran importancia, que no suele formar parte de los programas de los centros educativos españoles, el conocimiento de aquello que nos rodea: el entorno construido y el medio ambiente.

Chiquitectos pretende sensibilizar a los más pequeños y por extensión a toda la sociedad sobre la importancia que tienen el diseño y la ordenación del medio en la vida de las personas y de qué modo influyen en la calidad de la misma.

Mediante distintos juegos y la elaboración de dibujos, construcciones, collages, y maquetas de distintas escalas (elaboradas en su mayoría con materiales reciclados), los niños trabajan e interaccionan con el espacio, experimentan con los distintos materiales y formas, con la luz, descubren la importancia de la estructura y comprenden el significado de la escala y la proporción. También elaboran construcciones ajustadas a su tamaño desarrollando así su capacidad espacial gracias a la relación con su propio cuerpo.

Con actividades basadas en diferentes tipologías de viviendas de diversas culturas se explica el concepto de sostenibilidad y se proporciona a los niños una visión más amplia de su entorno y un mayor conocimiento de la enorme diversidad que nos rodea. El análisis de otras ciudades, amplía su visión arquitectónica y urbanística, fomenta el interés por descubrir, explorar y observar, permite entender el valor de lo multicultural y despierta el sentido crítico de los niños gracias al conocimiento de otros medios y alternativas. Se descubren así nuevas necesidades y se aportan ideas para aplicar en los crecimientos urbanos.

Los talleres de arquitectura estimulan la imaginación de los niños y ayudan al desarrollo de la creatividad. Las actividades realizadas desarrollan la psicomotricidad fina, potencian el desarrollo artístico y fomentan el interés por la arquitectura y el urbanismo.

Chiquitectos ofrece talleres educativos para niños de todas las edades y también organiza rutas urbanas y vistas a edificios singulares.

Disfraces para carnaval

El Carnaval ya está aquí y habrá que disfrazarse. A los niños les encanta y no hay que gastarse mucho dinero. Eso sí, es un buen momento para darle un poco al coco y sacar toda la imaginación que tengamos disponible. ¿Y el tiempo? ¿de dónde sacamos el tiempo?

 

 

 

 

A través de la web de Charhadas hemos encontrado estas preciosas fotos que solo con verlas dan ganas de ponerse manos a la obra. Son de la web de la fotógrafa Sarah Illenberger.

 

¿Y esta gallina? Nos encanta. Estas dos últimas fotos son de la web de Martha Stewart.

 

Pero ya que hablamos de disfraces, no podéis dejar de leer la entrada (mejor dicho, drama consejo) “los mejores disfraces son los que te haces tú misma” del blog Cómo no ser una Drama Mamá. Es para partirse de risa.

Entra en Creciclando y mira cuantos disfraces que hay para intercambiar. 

De tiendas por Chamberí (Madrid)

Hoy queremos iniciar una sección de tiendas recomendables que merece la pena visitar y hacerlo por barrios. Tiendas que nos gusten, de cosas para niños, tiendas bonitas o especiales.

Empezamos en Madrid, en el barrio de Chamberí y os queremos hablar de tres tiendas que, además de vender, son lugares de encuentro y en donde se realizan actividades muy interesantes.

El Dragón Lector es una librería que regentan Pilar y José desde hace casi ocho años y es un lugar lleno de amor por la lectura y por los niños. Tienen de todo en literatura infantil y juvenil, además de libros para adultos y maravillas ilustradas. Lo mejor son ellos dos y el gran conocimiento de lo que ofrecen, no en vano Pilar trabajó durante años en el mundo editorial antes de hacer realidad su sueño. Pídeles su recomendación y acertarás.

La librería está llena de actividad: encuentros, talleres, presentaciones de libros y las específicas de los niños los viernes y sábados. Los sábados a las 12 h “Los cuentos del baúl” y a las 18 h cuentos para los más pequeñitos (hasta 3 años). Los viernes por la tarde (18 h) se dedica a los que ya saben leer. Todo gratuito.

José y Pilar saben transmitir como nadie su amor por la literatura y la poesía a los pequeños… y a ellos les encanta.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Dragón Lector. C/ Sagunto, 20. Madrid (muy cerca de la glorieta de Iglesias)

 

La Cocinita de Chamberí se define a sí misma como la primera tienda de Madrid especializada en alimentación infantil, alimentación ecológica para niños, menaje infantil, artículos de lactancia, libros de recetas para niños, juguetes y talleres de cocina. Todo lo que necesitas para dar de comer a tus hijos de forma sana y natural.
¿Qué más se puede decir? Pues es bastante más: su actividad es amplísima y todas las semanas organizan charlas, talleres, grupos de crianza, etc. Talleres muy interesantes y realmente imaginativos y diferentes para los niños. Apúntate a su boletín y recibirás información puntualmente. El cuidado y selección de cada producto que ofrecen y de las actividades se nota y mucho. Han empezado con muchas ganas y muy muy buen pie.

La Cocinita de Chamberí

C/ Trafalgar, 12. Madrid (junto a la plaza de Olavide)

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Black oveja es un auténtico descubrimiento para todas aquellas a las que os gusten las labores y las cosas bonitas. Esta tienda recién inaugurada será bien recibida, estamos seguros. Ofrece telas y lanas de excelente calidad y cuidada selección. Además, también hay talleres para hacer punto, patchwork, textile lab (costura divertida), ganchillo y mucho mucho más. Visita obligada.

Black oveja C/ Sagasta, 7. Madrid (al lado de la glorieta de Bilbao)

 

Si quieres recomendarnos sitios interesantes de tu barrio o ciudad escríbenos a blog@creciclando.com y recibirás puntos para canjear en Creciclando.